Durante la pandemia, mujeres dejan los tacones y andan descalzas, ortopedistas advierten riesgo

Las mujeres pasaron de presentar juanetes o tendinitis de aquiles por usar zapatillas, a otras patologías por usar sandalias Durante la pandemia, mujeres dejan los tacones y andan descalzas, ortopedistas advierten riesgo. FOTO Cuartoscuro 

Entre los múltiples efectos que ha tenido la pandemia en la vida cotidiana está el uso de calzado cómodo, como tenis o sandalias, frente al formal como zapatillas, principalmente entre las mujeres, esto también ya se refleja en sus pies con padecimientos ortopédicos.

Entre los múltiples efectos que ha tenido la pandemia en la vida cotidiana está que se ha utilizado este año calzado más cómodo, tenis o sandalias, o incluso muchos andan en casa descalzos.

“Nunca más me compré unos tacones, desde incluso la segunda semana de marzo del 2020, que estoy haciendo teletrabajo, nunca más me he comprado unos tacones y creo que esto llegó para quedarse”, dijo Rita Indriago, oficinista.

Rita usaba todos los días zapatos de tacón para ir a la oficina, llegó la pandemia y desde entonces, dice, no se quita tenis y sandalias.

“Y comencé a usar vestidos con tenis y aquellos pantalones que no son largos que eran para tacones, tratar de ver cómo combinar y estar bien presentada”, refirió la empleada Rita Indriago.

En la calle hay muchas mujeres que incluso usan vestido con tenis.

La industria ya notó la demanda de chanclas, pantuflas y cualquier otro calzado de los llamados “cómodos” y el rezago de las zapatillas y zapatos formales.

“El zapato de tacón, el zapato de vestir o el zapato escolar ha caído del mercado en hasta un 90%, no ha habido necesidad en esta pandemia de comprar zapato nuevo o diferente y donde han hecho compras, son zapatos de piso y deportivos”, señaló Cuauhtémoc Rivera, presidente de Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes.

Haber dejado de usar zapatos trajo también consecuencias en la salud de los pies. Los ortopedistas ya comenzaron a tener más visitas, desde que la gente tiene más de un año usando sandalias o pantuflas en casa.

“Estamos hablando que del total de las personas que laboraban fuera de su casa, aproximadamente el 65 o 70% pasaron a home office, de estos el 95% dejaron de usar un zapato para irse a trabajar y ahora ¿qué pasó ese tipo de personas?, bueno resulta que el 35% empezaron tenis. El 40% pasaron a un huarache, que es un huarache de baño y el 25% se quedó descalzo, entonces de este 100% encontramos cierto tipo de patología diferente para cada tipo de zapato”, señaló María del Carmen García Ruiz, ortopedista y traumatóloga del Hospital General de México.

Las mujeres pasaron de presentar juanetes o tendinitis de aquiles por usar zapatillas, a otras patologías por usar sandalias.

“Se dan patologías, si por el tipo de cambio de zapato, pero también porque pasan mucho tiempo sentados, ese sedentarismo ha provocado insuficiencia venosa, artrosis o rigidez articular”, insistió la ortopedista María del Carmen.

Los ortopedistas advierten los riesgos de estar todo el día descalzo.

“El peso de tu cuerpo está haciendo un impacto completo sobre la planta del pie y entonces te puede provocar facitis plantar, dolor a nivel del talón y si tienen un espolón calcáneo se puede llegar a progresar”, insistió la ortopedista y traumatóloga del Hospital General de México.

“Hoy día intenté ponerme unos tacones y no me entraron, no sé si porque el pie se hincha un poco, ya no puedo caminar, me siento principiante, ni cuando tenía quince años”, concluyó entre risas la oficinista Rita.

Con información de Noticieros Televisa

Entradas relacionadas

Deja tu comentario