Escultura invisible se vende por más de 18 mil dólares

Escultura invisible se vende por más de 18 mil dólares

Italia.- El arte a veces es visible, a veces no, pero al parecer lo último no es tan importante cuando de amor por la creatividad se trata.

Lo anterior lo sabe muy bien Salvatore Garauartista italiano que hizo miles de dólares con… nada. 

Por la “módica” cantidad de 15 mil euros, es decir, $18,300 dólares, Garau vendió una escultura que no se ve en lo absoluto llamada “Yo Soy”, por medio de la casa de subastas Art-Rite. Por “no se ve en lo absoluto”, queremos decir que es invisible. No se puede ver, no hay materia física a la vista de ella. 

Increíblemente, la obra viene con sus respectivos tips para ser preservada. Por ejemplo: debe tener un gran espacio disponible. Las dimensiones deben ser de 150 metros x 150 metros para que se encuentre en óptimas condiciones, debe estar en una habitación libre de espacio y sin nada que estorbe. 

Aunque la escultura es completamente invisible, sí hay algo de ella que se ve después de todo: su certificado de garantía. Algo que esperamos el comprador guarde con toda la protección del mundo. 

¿Qué tuvo que decir el artista sobre la venta de su obra?  “El buen resultado de la subasta, atestigua un hecho irrefutable. El vacío no es más que un espacio lleno de energías, e incluso si lo vaciamos y no queda nada, según el principio de incertidumbre de Heisenberg, la nada tiene un peso”.

Continuó: “Por tanto, tiene energía que se condensa y se convierte en partículas, en fin, ¡en nosotros! Cuando decido exponer una escultura inmaterial en un espacio dado, ese espacio concentrará una cierta cantidad y densidad de pensamientos en un punto preciso, creando una escultura que tomará las más variadas formas solo desde mi título”.

Crear obras invisibles no es algo nuevo para el artista de Italia. Garau ya ha presentado otras esculturas invisibles como “Buda en Contemplación”, instalación inmaterial expuesta en Milán, durante febrero. 

recuadro
Las instalaciones de Garau suelen estar en el aire libre. Foto: Especial

El arte suele ser incomprendido, sus artistas aún más, pero si alguien se puede dar el gusto de gastar miles de dólares por amor al arte invisible… ¡Viva la incomprensión!

Entradas relacionadas

Deja tu comentario