Por 35 segundos, tragedia en L12 del Metro pudo haber sido peor, según inspector

Unos 35 segundos antes del desplome de una trabe en la Línea 12 del Metro había pasado el tren que iba en sentido contrario, es decir hacia Mixcoac, según el inspector de la línea, Jesús Urban.

“El tren que venía por la otra vía que se cruzó con este tren tenía 30 segundos, 35, de haber pasado por la zona que colapsó. Ahí hubiéramos estado hablando de una tragedia de mayores proporciones”, dijo Urban, inspector de la Línea 12.

Explicó también que el conductor del Metro que se accidentó la noche del lunes en avenida Tláhuac, en la Ciudad de México, no se percató del momento en que los dos últimos vagones de su convoy se desprendieron.

A sus compañeros y jefes les dijo que escuchó un estruendo y sintió el corte de energía eléctrica, pero en ese momento no supo lo qué había ocurrido.

“Él me comentaba que no, no se había percatado de lo que había pasado o sea escuchó el estruendo pero como fueron los últimos carros del tren los que tuvieron el accidente, pues él llegó con el tren a la estación”, señaló Jesús Urban.

Con la inercia que llevaba el convoy, los cinco vagones que lograron pasar el tramo del accidente ingresaron a la estación Olivos.

Los pasajeros caminaron hacia el andén, salieron a Avenida Tláhuac y vieron lo que había ocurrido.

Todo estaba funcionando bien, dice inspector

El inspector de la Línea 12 del Metro dijo que alrededor de las 9:30 de la noche del lunes, él pasó por ese tramo y notó nada extraño.

“Todo estaba funcionando bien, no se escuchaba de verdad no se sentía ningún bamboleo, solamente por la otra vía se sentía un ligero bamboleo cuando el tren empezaba a frenar y llegar hacia la estación”.

El inspector de la línea dijo que cuando recibió el reporte del accidente no pensó que fuera algo tan grave.

“Me dicen que tengo que ir a apoyar, se estableció el servicio provisional, de corto la línea para seguir dando servicio del lado de San Andrés Tomatlán hacia Mixcoac y ahí es donde nos enteramos, primero se hablaba de un descarrilamiento; ya cuando salimos a superficie y pudimos ver los celulares nos damos cuenta de la magnitud”, puntualizó Jesús Urban.

El conductor del tren se encuentra afectado emocionalmente por lo que ocurrió, incluso requirió atención médica. Hace unos meses, había atravesado por una situación difícil en el trabajo.

“Desafortunadamente el compañero hace unos meses había, una persona se había arrojado al paso del tren que él llevaba y bueno, fue una impresión también muy grande”, dijo Urban.

Con información de Noticieros Televisa

Entradas relacionadas

Deja tu comentario